Cómo incentivar al viajero corporate para que utilice la herramienta de autorreserva

Cómo incentivar al viajero corporate para que utilice la herramienta de autorreserva

Acabas de implantar una herramienta de autorreserva en tu empresa y quieres que todos los viajeros frecuentes comiencen a utilizar esta nueva tecnología. Partiendo de la idea de que siempre debe existir un proceso de adaptación ante el cambio de modelo de trabajo y por muy sencilla que sea esta herramienta, hay que contribuir a que este cambio sea un proceso rápido y que no conlleve quebraderos de cabeza.

¿Cómo podemos motivar a nuestros viajeros corporate a que utilicen la self booking tool?

Uno de los principales problemas de la adopción de este tipo de tecnología es que algunos usuarios sienten que van a estar más controlados y que van a tener mayores restricciones. Hay que demostrarles que esta herramienta les va a servir precisamente para la contrario, para tener una mayor libertad de uso y para facilitarle la planificación de sus viajes.

Pero si aun así, no conseguimos convencerlos, optaremos por crear un sistema de recompensas positivas para aquellos que hacen bien las cosas, en lugar de fijar solamente prohibiciones o limitaciones.

Para ello se puede invertir en la «gamificación» de los procesos. ¿Esto qué significa? Se trata de que la tecnología se funda con el entretenimiento para conseguir mayores niveles de adopción. Que no se conciba una herramienta como una obligación, sino como un juego. Este sistema otorgaría privilegios especiales para los usuarios que obtengan un nivel de uso alto, así como un incentivo a modo de ránking,

Imaginad que esta herramienta se pudiera incluir un sistema de puntos que se ganasen en función del cumplimiento de la política de viajes. Cuantos más puntos, más ahorro para la empresa y los empleados podrían obtener algún tipo de beneficio: descuentos para viajes personales que estén pactados con la agencia corporate, regalo/ sorteo de entradas de algún espectáculo, cheques descuento… las posibilidades pueden ser de lo más ingeniosas.

La profesionalidad y la productividad no está reñida con la diversión y el buen humor. Hay que implicar al máximo a todos los viajeros de empresa que continuamente están pendientes de su móvil durante las esperas entre destino y destino y qué mejor que tengan también una herramienta sencilla y algo más desenfadada la hora de reservar sus viajes.

La tendencia del uso en las herramientas de autobooking va en aumento en el sector corporate, por ello, hay que humanizarlas, buscar esa conexión con el usuario final, configurarlas de tal manera que se conviertan en un elemento lúdico, participativo e incluso colaborativo.

Fuente: GEBTA