Emoturismo: el arte de crear experiencias turísticas emocionantes

Emoturismo: el arte de crear experiencias turísticas emocionantes

Hay quien viaja para romper con la rutina, otros en cambio su rutina es estar viajando. Muchos deciden salir para desconectar o simplemente para reencontrarse con buenas amistades.. A veces encuentras personas que llevan todo planificado y otros que en cambio, van improvisando las paradas y los sitios que van a visitar. Pero todos, absolutamente todos, viven emociones al viajar.

El viaje invita al descubrimiento y la capacidad de un destino de seguir emocionando nunca debe perderse. El emoturismo es el arte de crear experiencias turísticas que despierten emociones reales, que se impregnen en el recuerdo cuando se han vivido. No es una ciencia exacta y depende mucho de la predisposición del turista a pasarlo bien.

¿Cómo pueden los destinos emocionar?

Para nosotros lo más importante es la creatividad. Dedicar tiempo a pensar nuevas posibilidades turísticas, nuevas propuestas cuya originalidad sorprenda. No hay cosa que más impresiona que vivir algo por primera vez. Si además la experiencia y el servicio prestado es altamente satisfactorio se quedará para siempre en el recuerdo del viajero.

Por tanto, cuando se dispone de un producto único, original y de calidad, el siguiente paso es promocionarlo y comercializarlo.

La promoción permite dar a conocer esa actividad, dando una mayor difusión al destino. Pero de nada servirá todo el tiempo invertido en promocionar si después no se cuenta con la tecnología adecuada para su comercialización.

Plataformas como TURISTRIP resultan ser la solución perfecta para la venta de dichas experiencias. Si el objetivo que se busca es el despertar emociones (positivas) se ha de facilitar el proceso de venta, tanto que la experiencia de usuario sea satisfactoria desde el momento en el que se está reservando. Todo el proceso de un viaje, desde que se imagina, se diseña, se reserva, se produce y se regresa a al punto de origen es una fábrica continua de emociones.

La suma de un buen producto, con una buena publicidad y con una tecnología que facilite su venta son las claves del éxito de una experiencia memorable.