La generación Z en los viajes de negocio

La generación Z en los viajes de negocio

La ‘Generación Z’ son los jóvenes nacidos a mediados de los 90’s e inicios del 2000. La mayoría de ellos ya se están incorporando al mercado laboral y con ello, también implica que realicen viajes de negocio. De hecho, siempre suele ser el personal más joven el que desea tener una mayor movilidad.

A priori, se podría decir que comparten rasgos con la generación anterior, los millennials, sin embargo, tienen diferentes particulares. Han crecido en un entorno de crisis económica, social y medioambiental; y por ello, son más realistas, autosuficientes y autodidactas. Sin ir más lejos, es la generación que se caracteriza por el emprendimiento.

La tecnología en ellos es parte de su ADN. Son nativos digitales acostumbrados a manejar varios dispositivos a la vez. De hecho, cada uno de ellos lo usan para un determinado fin: teléfonos inteligentes, tabletas, portátiles, relojes inteligentes y televisión. Por tanto, permanecen hiper-conectados y esperan lo mismo del resto del mundo.

Al estar permanentemente conectados, viven rodeados de mensajes y sobresaturados de información. Por ello, para captar su atención es mejor ser directo, claros y breves. A la hora de avisarles, es mejor ir a lo concreto. Están acostumbrados a la inmediatez por lo que no tienen paciencia de leer. De hecho, el vídeo es uno de sus recursos más útiles, siendo las videollamadas una manera sencilla de mantener reuniones.

El modo en que una agencia de viajes puede contactar con ellos no es de la manera que se ha hecho hasta ahora. Les gusta organizarse sus propios viajes pero es cierto que cuando surge un problema, incidente o simplemente una duda, quieren tener una agencia acreditada que le de confianza y además, poder contactar con ellos a través de un chat ya sea de WhatsApp, Facebook o cualquier otra vía de comunicación directa e inmediata.

A la hora de escoger proveedores con los que trabajar, siempre elegirán aquellos que garanticen una menor huella ecológica. Es la generación más concienciada con el cuidado del medioambiente y optan por alojamientos sostenibles, movilidad compartida o nuevos medios de transporte más ecológicos, y además, aprovechan sus viajes para conocer el destino, quedándose más tiempo para realizar actividades que les enriquezca la experiencia.

El bleisure será una de las prácticas más habituales, de hecho, los destinos que más llamen su atención serán aquellos que dispongan de actividades para realizar. La flexibilidad a la hora de trabajar es esencial para esta generación y por tanto, la flexibilidad a la hora de viajar también. Todo esto conlleva a replantarse nuevas políticas de viaje por parte de las empresas, así como, establecer nuevas formas de atención al cliente por parte de las agencias de viaje.